La voz de los expertos: Airbnb, ¿un gran disgusto para los hoteles?

por | 03 Ene 2020 | Expertos

Aunque parezca romántico, tendría que haber algún tipo de regulación para los modelos de hospedaje como Airbnb. (Foto: Joshua Tree / Airbnb)

La revolución de estadías en casas perturba a la industria hotelera, pero ¿podría esto significar que seremos testigos de la desaparición total de los hoteles? Tulsi Grover de Hassell se adentra en el tema.

Los hoteles comenzaron como posadas en la Europa medieval para los viajeros en peregrinaciones religiosas. Cuando comenzaron los viajes comerciales y de ocio, éstos se transformaron en Bed & Breakfasts, que tenían un cierto nivel de romance asociado a la experiencia. Esto entonces progresó hacia la provisión de lujo y confort a los huéspedes, donde, con el tiempo, el romance desapareció y la extravagancia creció en forma de camas mullidas y pisos de mármol. Los hoteles se asemejan más a las líneas aéreas, que promocionan un medio para un fin, un espacio confortable de 12 horas, ya sea para negocios o para el ocio. Lo que se ignoró, fue la necesidad de experiencias… Aquí entra Airbnb.

Comenzó como un colchón inflable y un desayuno durante la Convención Nacional Democrática en la era de Obama para que los jóvenes que hacían couch surfing aprovecharan la falta de espacio en los hoteles y la noción de la peregrinación volvió a surgir, esta vez como una peregrinación política. A través de detalles personales, mejores descripciones y fotografías más bonitas, Airbnb volvió a poner en juego el romance.

Aprovecharon el apetito por experiencias distintivas (no la omnipresente habitación de hotel) con un presupuesto bajo – donde ofrecen casas enteras para alojarse, reservas instantáneas en restaurantes y, sobre todo, la posibilidad de vivir como un local. Esto permite una experiencia más personalizada, tanto si un huésped se aloja en un castillo en Irlanda como en una suite burbuja en México. Sea lo que sea que busquen, pueden crear su propio peregrinaje de ocio.

El impacto de lo disruptivo

Aunque es romántico, debe haber algún tipo de regulación para los modelos de estadía en el hogar como Airbnb. Si una persona quiere vivir como un local, debe pagar para vivir como un local. Los vecindarios están planeados para acomodar una cantidad estándar de residentes para garantizar la seguridad y el confort.

Luego están los impuestos. Huéspedes en las casas de familia durante el año no hacen mucha diferencia. Sin embargo, cuando se tiene un calendario completo de turistas que se alojan para visitas esporádicas, cambia la naturaleza del vecindario. Los hoteles están sujetos a restricciones específicas dentro de una ciudad en la que pueden abrirse y funcionar, mientras que Airbnb invade los recintos residenciales y no comerciales, creando problemas tanto para los planificadores urbanos como para la población del barrio. Por supuesto, los negocios locales reciben más dinero, el barrio recibe más alquileres inicialmente, pero al final, esto afecta al estilo de vida de las personas que viven en estas zonas. El panadero del barrio terminaría inevitablemente vendiendo su negocio a una cadena que lo compraría para abastecer a una red turística creciente.

En Singapur, la autoridad nacional de planificación urbana (URA) cambió la definición de «alquiler», basada en una estancia mínima de tres meses, lo que hace que Airbnb sea ilegal. Esto es para evitar el impacto negativo en otros residentes por los alquileres a corto plazo. A medida que más y más países y ciudades alrededor del mundo promulgan regulaciones estrictas para mantener a Airbnb bajo control, su crecimiento aumenta exponencialmente.

Con una valoración de la compañía de 31.000 millones de dólares en 2017 y una tasa de crecimiento de los ingresos del 40% en 2018, Airbnb se convirtió en un disruptor de la industria que hay que tener en cuenta. Sin embargo, todavía queda un largo camino por recorrer para conquistar el mundo.

La industria global de viajes y turismo está en auge. Según el Consejo Mundial de Viajes y Turismo, la industria creció en un 3,9% para contribuir con un récord de 8,8 billones de dólares a la economía mundial en 2018, y con 2.400 millones de viajeros internacionales que se espera que hagan planes de viaje para el 2030, los viajes están a punto de convertirse en algo tan grande como la industria petrolera mundial, si no más grande.

¿Qué hay del futuro?

Así que, a pesar de sus diferencias (o tal vez precisamente por ellas), hay espacio para que los hoteles y Airbnb coexistan. Al igual que su nuevo competidor, los negocios hoteleros existentes necesitan seguir reinventándose para mantenerse a la vanguardia o emular a los disruptores.

¿Cuáles son los posibles escenarios que podríamos ver en términos de alojamiento de los huéspedes en el futuro? Fusiones de hoteles como la de Marriott, que se convertiría en la mayor marca de hotelería y que operaría una de catorce habitaciones de hotel en todo el mundo y un importante programa de fidelización con 110 millones de miembros.

Marcas independientes centradas en el diseño que se suben a la ola y que son especiales para su tribu. O podríamos ver más tendencias como la creación de LYF y Jo&Joe, que se están convirtiendo en innovadores que forjan conexiones con los pensadores del mañana, libres de hacer lo que quieran. Y los disruptores como OYO Rooms que recrean segmentos ya existentes, convirtiéndose a su vez en la tercera mayor cadena hotelera del mundo por número de habitaciones.

Sea como que sea en el futuro, es importante señalar que los hoteles tal y como los conocemos tendrán que alejarse finalmente de su modelo tradicional y reinventarse a sí mismos en una amalgama de experiencias diferentes… y no sólo de lugares donde alojarse.

Tulsi Grover
Tulsi Grover

Asociado Senior/gerente de diseño en HASSELL

Tulsi Grover es un diseñador de interiores en Singapur, que trabaja para HASSELL. Su especialización se centra en proyectos basados en el estilo de vida, particularmente en la hospitalidad, F&B, y en trabajos residenciales de alta gama, con proyectos que abarcan Australia, Asia, Oriente Medio y África.

COMPARTE

[tweetshareinline tweet=”Los hoteles tendrán que alejarse finalmente de su modelo tradicional y reinventarse a sí mismos en una amalgama de experiencias diferentes, escribe T. Grover de @HASSELL_Studio” username=”tophotelnews”]

MÁS NOTICIAS

 

[wpspw_recent_post_slider design=”design-20″ show_author=”false” show_tags=”false” show_comments=”false” show_content=”false” dots=”false” slides_column=”1″ autoplay_interval=”3000″ speed=”1500″ category=”2″]

SOBRE EL DISEÑADOR

 

HASSELL es una empresa líder en diseño internacional con estudios en Australia, China, el sudeste asiático, Reino Unido y Estados Unidos.

artículos relacionados

[wpspw_recent_post_slider design=”design-7″ show_author=”false” show_category_name=”false” show_tags=”false” show_comments=”false” show_content=”false” media_size=”full” dots=”false” autoplay_interval=”2500″ speed=”1500″ taxonomy=”post_tag” limit=”10″ category=”257″]

Las mejores historias para ti

[wpspw_post design=”design-7″ grid=”3″ show_author=”false” show_tags=”false” show_comments=”false” show_content=”false” media_size=”full” limit=”6″ posts=”402128,427735,396903,429026,397394,420522″ pagination=”false”]

Pin It on Pinterest